El peligro de las anfetaminas

hombre en el hospital

Hoy hablaremos de una investigación que ha revelado los “demoledores” efectos a largo plazo de las anfetaminas. Estas sustancias químicas estimulantes alteran el cerebro y afectan a la memoria y al aprendizaje hasta 39 días después de consumirlas.

“Los efectos de las anfetaminas dependen de muchos factores, como el tipo que se consuma o la edad de quien las tome, pero son demoledores, especialmente en la adolescencia. El cerebro no está terminado y se altera”.

“Los efectos de las anfetaminas dependen de muchos factores, como el tipo que se consuma o la edad de quien las tome, pero son demoledores, especialmente en la adolescencia. El cerebro no está terminado y se altera”. Es afirmado por el catedrático de Fisiología de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla Antonio Rodríguez-Moreno, quien ha participado en una investigación del Laboratorio de Neurociencia Celular y Plasticidad de esta entidad y del profesor Gonzalo Flores, de la Benemérita Universidad de Puebla en México.

Las conclusiones del estudio, publicado en Molecular Psychiatry, del grupo Nature, revelan que los efectos de esta droga (la segunda más consumida tras el cannabis, según la Organización Mundial de la Salud) se mantienen a largo plazo (39 días durante el experimento) y causan cambios en el hipocampo que generan pérdida de capacidad de aprendizaje y memorización.

Unos 36 millones de personas en el mundo consumen anfetaminas, según refleja el estudio. Aunque los efectos inmediatos (agudos) se han estudiado mucho, las consecuencias a largo plazo no cuentan con muchas investigaciones. En esta investigación se revela que, hasta 39 días después de la administración, se observa muerte neuronal en el hipocampo, la zona del cerebro que regula estímulos, emociones, aprendizaje y memoria. Además de la reducción del número de neuronas, se produce una alteración grave del equilibrio entre oxidación y reducción por la excesiva liberación de dopamina, así como una disminución de los niveles de zinc.

Mujer
(Foto de KatarzynaBialasiewicz/iStockPhoto.com)
 

El uso de anfetaminas produce euforia de forma inmediata, aumento de la energía y falsas sensaciones de lucidez, control y sociabilidad. “Pero nadie es más inteligente por tomar drogas y los efectos a largo plazo en el cerebro son muy peligrosos. Es muy importante su estudio”, advierte el investigador español. El consumo de anfetaminas, según concluye el trabajo, causa “alteraciones en la estructura neuronal, en la actividad motora, en el comportamiento y en los procesos cognitivos, de memoria y aprendizaje”.

El reciente estudio confirma y amplía los resultados de otras investigaciones realizadas por Gonzalo Herradón Gil-Gallardo, profesor de Farmacología de la Universidad CEU San Pablo, que ya detectó las alteraciones permanentes que genera el uso de anfetaminas, especialmente durante la adolescencia. Este trabajo advirtió que las secuelas neurológicas son peores cuando las anfetaminas se comienzan a consumir entre los 14 y los 17 años con fines hedonistas, para obtener placer, y asociadas a otras sustancias como el alcohol (policonsumo).


Cuenta con nosotros, en Narconon Mediterráneo, estamos aquí para ayudarte las 24 horas del día, 365 días al año.


Fuente: El País

AUTOR

Patricia

Secretaria de Comunicaciones de Narconon Mediterráneo

NARCONON MEDITERRÁNEO

EDUCACIÓN Y REHABILITACIÓN DE DROGAS