El consumo de cocaína en el deporte

En anteriores artículos hemos hablado de la nefasta relación que se establece entre las drogas y el deporte. En este que tenemos presente queremos ser más específicos y concretar una droga en particular, la cocaína, que es considerada como de alto consumo entre los deportistas de élite, encontrándose dentro de las denominadas sustancias dopantes.

La cocaína, como todos sabemos, es una droga con un potente efecto adictivo, lo que dificulta enormemente su control y por lo tanto saber en qué momento el individuo puede y debe poner límite a su consumo.

Es una droga cuyo consumo en los últimos años se ha incrementado muy rápidamente entre adolescentes y deportistas. Y es que la principal característica de la cocaína es la de aumentar la capacidad de trabajo, así como una potente disminución de la sensación de fatiga.

Esto se debe principalmente a la acción que se efectúa sobre el sistema nervioso central y no sobre el aparato muscular, pues esta droga no tiene efecto alguno sobre los músculos. Por lo tanto, los deportistas la suelen usar en pequeñas dosis para ocultar el cansancio, logrando sobre entrenamientos sin demasiada dificultad, pero con el riesgo potencial de producir fácilmente lesiones en el tejido muscular y tener prolongados periodos de recuperación.

La mayor de las preocupaciones de los deportistas consumidores de cocaína debería ser la posibilidad de ser víctimas de la muerte súbita. El consumo de esta sustancia aumenta la predisposición a las arritmias fatales, entre las que se incluye la fibrilación ventricular, que produce una disminución importante en el flujo sanguíneo corolario y, por lo tanto, una disminución repentina del aporte de oxígeno, con la consiguiente lesión de la fibra miocárdica y la muerte.

Los síntomas previos a esta lesión fatal comprenden un aumento de las palpitaciones, respiración irregular, anorexia, náuseas, vómito, diarrea, tos productiva, cefaleas, ansiedad, debilidad muscular, sudoración, etc. La dosis mortal de cocaína en inyección venosa ronda en torno al gramo.

La cocaína y los deportistas

Para muchos de nosotros al pensar en el binomio cocaína y deportistas se nos vendrá a la mente a futbolistas como Maradona, Claudio Caniggia, Adrian Mutu y el portero Rene Huguita, quien incluso fue amigo cercano de Pablo Escobar y llegó a visitarlo cuando estaba en prisión.

Pero los futbolistas no son los únicos deportistas de élite que han caído en las garras de tan temible sustancia adictiva: en el tenis, Martina Hingins tuvo que pasar dos años suspendida por dar positivo en el 2007, el francés Gasquet dio positivo por este consumo en 2009, al parecer por besar a una mujer que sí había consumido, por lo que se le exoneró poco después.

Tampoco los jugadores de baloncesto se libran de esta lacra. El caso más famoso fue el del basquetbolista Leonard Kevin Bias: 2,03 metros y un gran talento para este deporte, comparado incluso con el mítico Michael Jordan. Firmaba contratos millonarios con el equipo y con marcas deportivas. Para celebrar todo ese triunfo se fue de fiesta y consumió cervezas, coñac y cocaína, al día siguiente le costó respirar, se desvaneció y tuvo convulsiones, pasó rápidamente de este ataque a otro peor en poco tiempo y tuvo que ser hospitalizado de emergencia. Se planteó un trasplante al corazón de urgencia, pero en apenas dos horas había muerto por la fuerte arritmia que se produjo a causa de la sobredosis de cocaína.

Para quien no lo sepa, la cocaína debe atravesar varias transformaciones químicas, partiendo de la pasta base (basukosusuki): para obtener un kilo de pasta se necesitan alrededor de 125 kg. de hojas, luego debe ser combinada con el ácido sulfúrico, ácido clorhídrico, éter, etc. Entre los adictos y traficantes recibe distintos nombres:

  • Diosa blanca
  • Blanca
  • Saque
  • Polvo
  • Coca
  • Línea
  • Nieve
  • Lady
  • White
  • Oro en Polvo
  • Niña

Si no es pura, la mayoría de los casos no lo es, suele mezclarse con anfetaminas, para potenciar sus efectos, produciendo estas graves arritmias entre sus consumidores, pero en otras ocasiones el polvo blanco puede llevar estricnina, quinina, ácidos básicos, detergentes, formol, paracetamol, e incluso puede llevar polvo de ladrillo machacado.

El Boom del consumo de cocaína se produjo en la década de los 70’s y de los 80’s. Hasta la muerte de Len Bias, estaba considerada como una droga cool y poco se conocían sobre los riesgos para la salud. La muerte de este deportista inició la modificación de la legislación norteamericana para vigilar el deporte universitario, los controles anti dopaje e hizo que se aprobara un presupuesto de 1,6 billones de dólares para reforzar la lucha contra las drogas.

Otros casos de estupendos jugadores de baloncesto que pusieron en jaque sus vidas o sus carreras deportivas por culpa del uso y el abuso de la cocaína fueron Roy Tripley, que jugaba en los Dallas Maverick y que dio positivo en enero de 1989, quedó suspendido para la temporada, pero al regresar solo aguantó seis partidos, pues volvieron a detenerlo por conducir bajo los efectos de la cocaína, arruinando en poco tiempo su carrera. Spencer Haywood fue despedido por quedarse dormido, se convirtió en adicto a finales de los 70.

El ciclismo también ha protagonizado dramas similares, como los de José María Jiménez, ganador de nueve etapas de la Vuelta, falleció en diciembre de 2003 de una parada cardiorrespiratoria. Aitor González, Gilberto Simoni o el célebre Marco Pantani fueron otros casos de positivo en cocaína en este deporte.

Pocos deportes se libran del fantasma de la cocaína, podríamos seguir enumerando casos de carreras desperdiciadas por el estado de falsa euforia que produce.


Si quieres seguir informado sobre estas y otras cuestiones relativas al consumo de drogas, puedes visitar la página web narconon-mediterraneo.es, de los especialistas en rehabilitación de adictos a la cocaína y demás estupefacientes. Si lo prefieres, puedes pedir consulta al teléfono de contacto 955286026 o bien vía mail al correo electrónico info@narcononmediterraneo.com.


REFERENCIAS:

AUTOR

Sergio Salinas

Director Ejecutivo de Narconon Mediterraneo

NARCONON MEDITERRÁNEO

EDUCACIÓN Y REHABILITACIÓN DE DROGAS